Aprender y Mejorar su Ingreso

Mi infancia no fue la más feliz, porque nací en el país y el lugar equivocados
¿Te gusta esta nota? Pués, compartela con tus amigos!

A Sarah Lark no la conozco. Simplemente un día cayó en mis manos El país de la nube blanca (B) y a pesar de lo voluminoso de la novela, la leí absolutamente concentrado en un fin de semana. Hacía bastante rato que no me dedicaba, seis y casi siete horas continuas a leer una novela tan apasionante como esta, tan llena de vida y de historias, tan llena de color, angustia, drama, vida, optimismo y futuro.

Fue entonces cuando me di a la tarea de buscar a Sarah Lark y pensé que estaba en Alemania, por eso recurrí a un par de amigos para que me hicieran el favor de contactarla. Pero no. Por fortuna, supe que había cambiado de residencia y se había ido a vivir, junto a sus caballos, en Barcelona.

Y no lo he dicho mal: “Sus caballos”. Pensé que ella se dedicada a escribir las veinticuatro horas del día. Y no. Primero están sus caballos y después, la escritura.

Y logré tener su dirección-e y de inmediato le escribí para hacerle una entrevista-e y de inmediato respondió en un gracioso germanoespañol que, para disfrutarlo mejor, trascribo las primeras líneas de su mensaje:

Gracias para tu e-mail, encantada, que te gusta mi libro. Aqui son las contestas a tus preguntas. Carmen Romero de Editiones B me ha ayudado ponerlos en español. Mi Espanol no es perfecto, puedo comprender casi todo, pero si hablo y escribo, hago faltas. Pero me gustaría mucho, visitar a vosotros en Latino America. Hasta ahora solo estuve en la Republica Domenicana una vés. De vacaciones, en un hotel muy bueno, pero ha llovido cada día … 🙂 . Pero la gente estaba muy, muy gentil, nunca voy a olvidar el taxista, que quería casarse con migo. El dijo: Si me tomas, no tienes que trabajar nunca mas en tu vida. Ni antes, nunca despues he recibido una oferta como esta :-). Saludos, Sarah”…
¡Fascinante!

Entonces nos dimos a la tarea de “hablar” de su novela, de su vida, de sus logros, de lo que ha representado vender miles de ejemplares no sólo en Alemania, sino también en España y ahora en Colombia, Costa Rica, Ecuador y República Dominicana. Y, obviamente, con Carmen Romero cambiamos y redactamos con cierta complicidad las respuestas de Sarah Lark sin cambiar la esencia de la misma.

– ¿Su infancia siempre estuvo rodeada de libros?
– Sí, desde luego. Mi madre y mi abuela solían leerme en voz alta. Yo estaba deseando aprender a leer porque ellas nunca tenían todo el tiempo que yo hubiera querido…

– ¿Pero le hubiera gustado que tuvieran más tiempo para usted y los libros?
– A mí me hubiera gustado que me leyeran las 24 horas del día.

– ¿Cómo fue su infancia y su relación con los libros?
– Mi infancia no fue la más feliz, porque nací en el país y el lugar equivocados. Siempre me han gustado los lugares cálidos y siempre estaba deseando que llegaran nuestras vacaciones en Italia, porque en Alemania me sentía helada todo el tiempo. Siempre deseé vivir en el campo rodeada de animales, pero vivíamos en un apartamento en el centro de una gran ciudad, y el único animal que me permitieron tener fue una cobaya. Pero me encantaban los libros. Pasé toda mi infancia leyendo sobre caballos: Flicke y Lightning y la granja Follyfoot. También me gustaban los libros de Enid Blyton, Astrid Lindgren y, sobre todo, Heide de Johanna Spyri.

– ¿Qué autores y temas la enamoraron de la lectura?
– Si el autor es bueno, me interesa cualquier tema. Pero mi autor preferido, cuando crecí un poco, fue Hans Dominik, que escribía historias de Ciencia Ficción. Mi favorito de siempre es Stephen King, ¡Simplemente el mejor! También me encantan los libros de Marion Zimmer-Bradley.

– ¿Alguna vez, en su adolescencia oyó hablar de Colombia?
– Desde luego. Colombia es un país que es a menudo noticia en Europa, sobre todo por la lucha contra la pobreza, el narcotráfico y los grupos paramilitares. Pero yo siempre pensé que estaba demasiado lejos para que alguien pudiera leer mis libros allí alguna vez…

– ¿Qué idea tenía de ella? ¿Y ahora?
– Creo que es un país con muchos problemas. Seguro que el gobierno hace todo lo que puede por solucionarlos, pero hace falta mucho tiempo y paciencia.

– ¿En su juventud se hablaba más de la guerra que de otra cosa?
– Nací en 1958 y mis padres y mi abuela eran refugiados de la Segunda Guerra Mundial. Mi madre y la familia de mi padre tuvieron que abandonar su hogar en Alemania del Este, que se convirtió en polaca, y mi padre fue prisionero de guerra en Rusia y no volvió a Alemania hasta finales de los años 40. Así que la guerra desde luego era un tema de conversación importante en mi familia, aunque no el principal. La gente en Alemania no quería hablar de aquello durante esos años, solo querían mirar hacia delante y construir sus vidas después de la guerra. Más adelante descubrí por mi cuenta más cosas sobre la Alemania nazi, las razones de la guerra y por qué fue mejor que Alemania la perdiera. Y que todo el mundo debe luchar siempre por la paz.

– ¿Su infancia siempre estuvo rodeada de libros?
– Sí, desde luego. Mi madre y mi abuela solían leerme en voz alta. Yo estaba deseando aprender a leer porque ellas nunca tenían todo el tiempo que yo hubiera querido…

– ¿Pero le hubiera gustado que tuvieran más tiempo para usted y los libros?
– A mí me hubiera gustado que me leyeran las 24 horas del día.

– ¿Cómo fue su infancia y su relación con los libros?
– Mi infancia no fue la más feliz, porque nací en el país y el lugar equivocados. Siempre me han gustado los lugares cálidos y siempre estaba deseando que llegaran nuestras vacaciones en Italia, porque en Alemania me sentía helada todo el tiempo. Siempre deseé vivir en el campo rodeada de animales, pero vivíamos en un apartamento en el centro de una gran ciudad, y el único animal que me permitieron tener fue una cobaya. Pero me encantaban los libros. Pasé toda mi infancia leyendo sobre caballos: Flicke y Lightning y la granja Follyfoot. También me gustaban los libros de Enid Blyton, Astrid Lindgren y, sobre todo, Heide de Johanna Spyri.

– ¿Qué autores y temas la enamoraron de la lectura?
– Si el autor es bueno, me interesa cualquier tema. Pero mi autor preferido, cuando crecí un poco, fue Hans Dominik, que escribía historias de Ciencia Ficción. Mi favorito de siempre es Stephen King, ¡Simplemente el mejor! También me encantan los libros de Marion Zimmer-Bradley.

– ¿Alguna vez, en su adolescencia oyó hablar de Colombia?
– Desde luego. Colombia es un país que es a menudo noticia en Europa, sobre todo por la lucha contra la pobreza, el narcotráfico y los grupos paramilitares. Pero yo siempre pensé que estaba demasiado lejos para que alguien pudiera leer mis libros allí alguna vez…

– ¿Qué idea tenía de ella? ¿Y ahora?
– Creo que es un país con muchos problemas. Seguro que el gobierno hace todo lo que puede por solucionarlos, pero hace falta mucho tiempo y paciencia.

– ¿En su juventud se hablaba más de la guerra que de otra cosa?
– Nací en 1958 y mis padres y mi abuela eran refugiados de la Segunda Guerra Mundial. Mi madre y la familia de mi padre tuvieron que abandonar su hogar en Alemania del Este, que se convirtió en polaca, y mi padre fue prisionero de guerra en Rusia y no volvió a Alemania hasta finales de los años 40. Así que la guerra desde luego era un tema de conversación importante en mi familia, aunque no el principal. La gente en Alemania no quería hablar de aquello durante esos años, solo querían mirar hacia delante y construir sus vidas después de la guerra. Más adelante descubrí por mi cuenta más cosas sobre la Alemania nazi, las razones de la guerra y por qué fue mejor que Alemania la perdiera. Y que todo el mundo debe luchar siempre por la paz.

– ¿Cómo surgió la primera idea de En el país de la nube blanca?
– Quería escribir una historia que tuviera lugar en Nueva Zelanda, por lo que imaginé a dos mujeres y sus razones para abandonar su país natal. Y me pude identificar muy bien con Helen: yo habría hecho cualquier cosa por dejar de ser profesora.

– ¿Pensó que le podía salir una obra de largo aliento?
– Sí. Planeé desde el principio que fuera una saga. La primera sinopsis tenía más de 25 páginas. Y me gusta escribir historias largas, para mí no es ningún problema.

– ¿Cuál fue la mayor dificultad en su primer borrador?
– No hubo ninguna dificultad. La historia fluyo con facilidad y fue divertido escribirla.

– ¿Sintió brincar su corazón cuando vio su novela admirada especialmente por alemanes y españoles?
– Sí, desde luego. Estoy especialmente agradecida por mi éxito en España. Mi español no es perfecto, por lo que siempre pensé que mis amigos españoles no podían creerse que soy una escritora profesional si ni siquiera soy capaz de decir dos frases sin cometer faltas. Pero ahora pueden leer mis libros en sus propio idioma, les encantan y eso me hace feliz.

– ¿Cómo cree que en América la vayan a recibir?
– Deseo que del mejor modo posible. Amazon tiene un equipo joven y exitoso, deseando hacer todo lo necesario para promocionar el libro. Así que la campaña de lanzamiento será buena, seguro. Y hasta ahora el libro ha gustado a todo el mundo, así que ¿por qué iba a ser distinto en EUA o en Colombia?

– ¿Cuál es la mayor satisfacción que hasta ahora le dejado su novela?
– Estoy agradecida de poder escribir solo novelas. Llevo veinte años ganándome la vida con la escritura, pero durante mucho tiempo fue duro. Tuve que escribir artículo de prensa, anuncios… cualquier cosa por la cual me pagaran. Y ahora, tras el éxito de mis novelas de Nueva Zelanda, no necesito escribir nada que no me apetezca. Escribir novelas es soñar despierta y ahora puedo hacerlo todo el día. ¡Es fantástico!

– ¿Por qué ese amor por los caballos?
– Siempre he amado a los caballos. Creo que nací amando a los caballos. ¿Tal vez un caso de reencarnación? 🙂

– ¿Aceptaría una especial invitación a Colombia a dialogar con sus lectores?
– ¿Por qué no? Seguro que es un país muy interesante. He mirado un poco en Google y he visto paisajes maravillosos. ¿Podría ser tal vez otro nuevo escenario para una novela? Mis últimas novelas se desarrollan en las islas del Caribe. Hace unos meses publiqué en Alemania una historia sobre Jamaica y actualmente estoy trabajando en una novela que tiene lugar en Santo Domingo en el siglo XVIII.

El libro se consigue en todas las librerías de la ciudad.

Por: Jorge Consuegra (Libros y Letras)

¿Te gusta esta nota? Pués, compartela con tus amigos!


Si le gusta este página de clik para recomendarla:

Temas Relacionadas

Esta historia fue escrita por Rivera Díaz y publicada el Martes, Marzo 6, 2012 y está archivada en la(s) sección(es) Antonio Nariño, Cultura, Noticias Generales, Publicaciones Comerciales, Rafael Uribe. Usted puede seguir las respuestas y comentarios a través del RSS 2.0 "feed". Puede dejar su comentario, o trackback de su propio sitio web.
Otras Noticias

Una Respuesta to “Mi infancia no fue la más feliz, porque nací en el país y el lugar equivocados”

  1. Sara Salazar on Abril 3rd, 2012 at 4:28 pm

    Vivo en España y escuche una entrevista que le hicieron a Sarah por RNE, entrevista que mi mami, quien vive en Colombia también escucho y al finalizar la entrevista, me pidió que le comprara ese libro, por obviamente así fue, le compre los dos (nube blanca y la canción de los maomies).

    Mi mami esta encantada, le gusto muchisimo esa lectura y ahora el gran problema es que la escritora dijo que vivía en Barcelona y mi mami quiere sus libros autografiados o que Sarah Karl vaya a Colombia y así poder conocerla.

Deje su Comentario



rcn | noticias rcn | caracol | noticias caracol | noticias colombia | city noticias | noticias en vivo | noticias 24 | el tiempo noticias | ultimas noticias


Encuesta

  • "Sillas rojas" en Transmilenio sólo para mujeres es acción segregacionista dice la concejala Lucy Bastidas. ¿Está de acuerdo?

    Cargando ... Cargando ...

Aprender y Mejorar su Ingreso

El Halcón marcando territorio

Solilóquio #12: Trayecto Hacía Lo Divino

Entrevista: En Sentido Opuesto- con Pilar Zarama

El Halcón marcando territorio ya posa su vuelo en la sección 'De Bogotá para el Mundo'.

Música desde los Barrios de Bogotá

Estreiker - "Este Es El Momento"



¿Tiene un vídeo para compartir?
Su canción podría ser oída por miles de personas!
Escríbanos a:
publicidad @ barriosdebogota.com



De Interés General




  • Ganar $$ con tu PC
Prestamos Fáciles en Bogota, Colombia


Contravía – la Economía Ambiental en Colombia

Joan Martínez Alier es un catalán historiador, investigador y catedrático en economía ambiental, visitó nuestro país en el marco de una gira que él programó por América Latina con el ánimo de recoger información para sus investigaciones y para visibilidad a los gobiernos locales y a las comunidades de las graves consecuencias que deja la explotación de tierra para obtener minerales.

Archivo de Noticias de Bogotá